viernes, 4 de agosto de 2017

Ricardo García Blaya

Acaba de dejar este mundo con sus 69 años, su bonhomía, su amistad y la creación de ese portal que es una verdadera enciclopedia del género: TODO TANGO. Él, como director  me invitó a colaborar en el mismo, cosa que acepté con muchísimo gusto porque nos unía la pasión por el tango y entre ambos enhebrábamos recuerdos a través del teléfono, por correo electrónico o cuando nos sentamos a almorzar o tomar un café, en Madrid o Buenos Aires.

                                    


Era Académico Titular de la Academia Nacional del Tango y contaba que cuando viajaban de vacaciones a Córdoba en una camioneta de su padre, con su madre y los seis hijos del matrimonio, el jefe de la familia ponía en el reproductor a D'Agostino-Vargas hasta Rosario. Y de Rosario a Córdoba ponía a Gardel. Ésa fue la semilla que germinaría luego en su amor por el tango, su  estudio de toda la temática e historia del mismo, la creación de ese Portal que le sobrevive y en el cual han escrito y colaboran numerosos historiadores y gente del ambiente. Y también ese libro sumamente interesante que publicó hace un par de años: Tango argentino. Memoria y testimonio.

                              


Decía Ricardo:

  - El tango ya no es la música que expresa a los jóvenes, pero tuvo un distanciamiento digno, se convirtió en un clásico. A partir de los años ochenta y, en la actualidad, hubo un importante resurgimiento gracias al baile que multiplicó las pistas de Buenos Aires en cientos de milongas, donde hacen cortes y quebradas bailarines de todas las edades. También es un fenómeno mundial que invita a los extranjeros a conocer nuestra ciudad y tomar clases para bailarlo.

   -Cuando caminamos el centro, y en especial la avenida Corrientes y recorremos sus librerías, entramos a sus teatros o paramos en alguno de los cafés que todavía quedan de aquel pasado glorioso, sentimos que respiramos tango. Será por eso que, en los últimos treinta años, aprecieron nuevos compositores y letristas con tantas y maravillosas obras, con otros sonidos y temáticas, pero siempre tango.

                                             

                                   
Siento mucho pesar ante su marcha definitiva, después de haber peleado duramente con una enfermedad, operación y el inevitable final que presentíamos.

Se fue un gran tanguero y especialmente, como lo siento personalmente, un gran amigo y una bella persona.

Que en paz descanses querido Richard.

JMO

 

1 comentario:

  1. Con profunda tristeza recibo la noticia de la muerte del gran hombre de tango que tanto nos aporto. Soy seguidora constante de la pagina TODO TANGO. Gracias por sus investigaciones y aportes para el conocimiento del tango...Paz en su tumba. Pésame y acompañamiento a su familia, colabores, amigos y tangueros del mundo.
    Abrazo Fraternal
    Lilian Bonilla Muñoz
    Tesorera de la Asociación Gardeliana de Colombia
    Medellìn (Antioquia)

    ResponderEliminar